¡El arte está en todas partes! Simplemente no se puede ir a la Gran Manzana y perderse los museos más importantes: más allá de los clásicos que deben superar tu lista de «qué haceres», hay dos lugares que son ineludibles: el Museo Nuevo (New Museum) y el Museo de la Imagen en Movimiento (Museum of the Moving Image).
 
New Museum (235 Bowery) sin duda deleitará a todos los amantes del arte contemporáneo y los entusiastas de la arquitectura: el edificio parece un montón de cajas desordenada, apiladas una encima de la otra en precario equilibrio.
 
Museum of the Moving Image (6-01 35th Ave, Queensestá situado en el lado este del río Hudson, en Astoria, y está completamente dedicado al video, el cine y la animación. Es interactivo, interesante y totalmente cautivador.
 
En Nueva York también hay un museo perfecto para aquellos que no son tan devotos del arte. El Mmuseumm, situado en Tribeca (4 Cortlandt Alley), tiene sólo 3 metros cuadrados de ancho (sí, no es un error tipográfico) y sólo puede ser accedido por 3 personas a la vez. Está construido en un ascensor industrial, y siempre encontrará instalaciones de arte extrañas y piezas excéntricas.
 
Y si lo que quieres es descubrir el arte de la ciudad sin salir de tu sofá, puedes hacerlo con las extraordinarias y precisas ilustraciones del artista italiano Emiliano Ponzi, que ha sido uno de los principales narradores de Nueva York para algunos periódicos internacionales de renombre. Él ha captado su alma y la ha traducido en cuadros brillantes.